miércoles, 9 de marzo de 2011

¿Qué hacer con una propiedad en San Miguel?

Consejos prácticos para el caso en que usted sea propietario por compra o por herencia de algún enterramiento en el cementerio histórico de San Miguel de Málaga (sea nicho, panteón o tumba) y desee conservarla:
1º En primer lugar debe desechar toda idea de que la zona monumental de San Miguel va a ser eliminada o va a quedar convertida en un parque. San Miguel va a seguir existiendo como cementerio-columbario, aunque limitado al depósito de cenizas.
2º El segundo paso es dejar constancia de sus datos para que queden legalmente registrados. Le recomendamos remitir un escrito a la sociedad municipal Parcemasa (ver apartado de Direcciones) con sus datos e indicando la propiedad o porcentaje de propiedad que posee en San Miguel. Puede adjuntar fotocopia de la documentación que sobre el enterramiento posea o en su defecto una declaración jurada. Si es copropietario de un panteón muy antiguo y dividido no tiene por qué conocer el número total de propietarios. Como los panteones suelen pertenecer a las familias en propiedad pro-indivisa, usted indicará que tiene derechos al mismo, sin perjuicio de los derechos de los demás herederos que puedan aparecer.
3º Si su propiedad en San Miguel es un nicho que vaya a ser demolido o esté en ruinas puede solicitar a Parcemasa que le concedan un columbario en el mismo cementerio en sustitución del que tiene. Columbario que podrá seguir utilizando para el depósito de cenizas a perpetuidad.
4º Si su propiedad es un panteón o parte de él, puede seguir utilizándolo como columbario a perpetuidad. No tiene obligación de incinerar los restos que contiene el panteón; pero puede hacerlo si desea facilitar su conversión en columbario. En tal caso la incineración de restos debe solicitarla a Parcemasa, que realizará esas incineraciones gratuitamente.
5º Para realizar una obra de rehabilitación o arreglo de un panteón, deberá solicitar permiso a Parcemasa. Le corresponderá a los propietarios la rehabilitación y mantenimiento de sus propiedades, y también los gastos (albañilería, pintura, marmolista) que pueda generar la conversión de un enterramiento en columbario; aunque Parcemasa costeará las incineraciones, tal como hemos señalado en el punto anterior.
6º Para depositar las cenizas de un familiar que acabe de fallecer o procedentes de otro columbario o cementerio, en una propiedad en San Miguel, bastará que las lleve a San Miguel en día de diario y lo indique previamente al conserje del cementerio para su anotación. No obstante en caso de dudas telefonee a Parcemasa.
7º Les agradeceremos que nos comunique a la Asociación de Amigos del Cementerio cualquier actuación, obra o determinación que adopte sobre su propiedad en San Miguel, y que nos consulte cuanto quiera. Estamos para defender el interés general del cementerio y de sus usuarios y visitantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada